Cuentos Completos (CONTEMPORANEA)

By Jorge Luis Borges

Por primera vez, todos los cuentos de Borges en un sólo volumen

Poeta, ensayista y narrador, Borges es una de las figuras primordiales de l. a. literatura common. Ahora, por primera vez, se reúnen en este volumen todos sus cuentos, uno de los legados más influyentes y deslumbrantes de l. a. literatura occidental.

El universo borgiano, con sus espejos, laberintos, tigres, bibliotecas, gauchos, o máscaras, es ya uno de los paisajes fundamentales del siglo XX. En este libro se encuentran obras maestras como El jardín de los senderos que se bifurcan, Pierre Menard, autor del Quijote, Funes el memorioso, El Sur, El Aleph o Ulrica.

Leer estos cuentos supone releer los angeles historia de l. a. humanidad y emprender una de las aventuras más enriquecedoras, bellas y emocionantes de todos los tiempos.

Show description

Quick preview of Cuentos Completos (CONTEMPORANEA) PDF

Show sample text content

Sede vital: Travessera de Gràcia, 47–49 08021 BARCELONA España Tel. : +34 ninety three 366 03 00 Fax: +34 ninety three two hundred 22 19 Sede Madrid: Agustín de Betancourt, 19 28003 MADRID España Tel. : +34 ninety one 535 eighty one ninety Fax: +34 ninety one 535 89 39 Random apartment Mondadori también tiene presencia en el Cono Sur (Argentina, Chile y Uruguay) y América valuable (México, Venezuela y Colombia). Consulte las direcciones y datos de contacto de nuestras oficinas en www. randomhousemondadori. com.

Un atardecer sintió frío. Entonces recorrió los angeles casa y comprobó que los demás aposentos ya no correspondían a los de su habitación en l. a. tierra. Alguno estaba repleto de instrumentos desconocidos; otro se había achicado tanto que period imposible entrar; otro no había cambiado, pero sus ventanas y puertas daban a grandes médanos. l. a. pieza del fondo estaba llena de personas que lo adoraban y que le repetían que ningún teólogo period tan sapiente como él. Esa adoración le agradó, pero como alguna de esas personas no tenía cara y otros parecían muertos, acabó por aborrecerlos y desconfiar.

Soñé que en el piso de l. a. cárcel había un grano de enviornment. Volví a dormir, indiferente; soñé que despertaba y que había dos granos de area. Volví a dormir; soñé que los granos de enviornment eran tres. Fueron, así, multiplicándose hasta colmar l. a. cárcel y yo moría bajo ese hemisferio de enviornment. Comprendí que estaba soñando; con un vasto esfuerzo me desperté. El despertar fue inútil; l. a. innumerable area me sofocaba. Alguien me dijo: «No has despertado a l. a. vigilia, sino a un sueño anterior. Ese sueño está dentro de otro, y así hasta lo infinito, que es el número de los granos de area.

Treviranus lo miró con indignación e hizo buscar a Lönnrot. Éste, sin sacarse el sombrero, se puso a leer, mientras el comisario interrogaba a los contradictorios testigos del secuestro posible. A las cuatro salieron. En los angeles torcida rue de Toulon, cuando pisaban las serpentinas muertas del alba, Treviranus dijo: —¿Y si los angeles historia de esta noche fuera simulacro? Erik Lönnrot sonrió y le leyó con toda gravedad un pasaje (que estaba subrayado) de l. a. disertación trigésima tercera del Philologus: —Dies Judaeorum incipit a solis occasu usque advert solis occasum diei sequentis.

Madden period implacable. Mejor dicho, estaba obligado a ser implacable. Irlandés a las órdenes de Inglaterra, hombre acusado de tibieza y tal vez de traición ¿cómo no iba a abrazar y agradecer este milagroso desire: el descubrimiento, l. a. captura, quizá los angeles muerte, de dos agentes del Imperio alemán? Subí a mi cuarto; absurdamente cerré l. a. puerta con llave y me tiré de espaldas en los angeles estrecha cama de hierro. En los angeles ventana estaban los tejados de siempre y el sol nublado de las seis. Me pareció increíble que ese día sin premoniciones ni símbolos fuera el de mi muerte implacable.

Download PDF sample

Rated 4.33 of 5 – based on 30 votes